¿Por qué las hojas de las plantas se ponen amarillas?

Muchas veces adquirimos una planta con mucha ilusión pero desconocemos las características y cuidados específicos de la misma, lo que puede acarrear diferentes consecuencias en la misma, y una de ellas puede ser que sus hojas se pongan amarillas.

Que las hojas de tornen de un color amarillento puede deberse a varias causas. A continuación os hablamos sobre algunas de ellas.

Causas que provocan la aparición de hojas amarillas

Lo primero que debemos saber es que el proceso por el cual las hojas pasan de verde a amarillo se denomina clorosis, y se debe a que a las hojas les falta clorofila. Sin ella, la planta no puede realizar la fotosíntesis y, por tanto, no se nutre correctamente, perdiendo además su color característico.

Si este proceso se alarga en el tiempo, la planta puede morir por la falta de estos nutrientes. Pero ¿qué provoca este cambio de color en las hojas?

El riego inadecuado de nuestras plantas es una de las principales causas de este cambio. Si notamos que la misma tiene un color amarillo intenso en casi toda la superficie, probablemente nos estemos excediendo con la cantidad de agua.

Si por el contrario, hemos hecho caso a las indicaciones sobre el riego, es posible que el suelo no esté drenando bien. Para ello deberemos tocar la tierra, si se siente apelmazada, casi como si fuera lodo, hemos hallado la causa.

Por último, si notamos la tierra especialmente seca y la planta tiene las hojas amarillas de forma dispareja, lo más seguro es que le falte agua. Cuando esto ocurre, la planta se deshace de las hojas para evitar la transpiración y almacenar el poco agua que le llega.

Otra de las causas más comunes de las hojas amarillas es la falta de iluminación. Si no tenemos en cuenta las necesidades de luz de nuestra especie, y esta tiene parte de su superficie cubierta, es probable que las hojas acaben tornándose en amarillo pálido, casi blanco.

Por otro lado, si la planta sufre de exceso de iluminación -sobre todo aquellas que deben ser cultivadas en semisombra- lo más probable es que sus hojas se vuelvan amarillas al contacto con el sol directo.

En nuestra próxima entrada os dejaremos la segunda parte sobre las causas que pueden hacer que las hojas de nuestras plantas se pongan amarillas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.