Enfermedades más comunes en la plantas: Bacterias

Enfermedades producidas por bacterias

Como ya hemos comentado en entradas anteriores, existen numerosas especies y microorganismos que atacan a las plantas. En la entrada de hoy queremos hablaros acerca de las enfermedades producidas por bacterias.

A continuación os comentamos cuáles son las enfermedades más comunes  y a qué cultivos suelen afectar en mayor medida:

·Chancro bacteriano (Clavibacter michiganensis): esta enfermedad, cuyos primeros síntomas son la marchitez, el rizado y el bronceado de las hojas, se trasmite por los haces vasculares, por lo que si hacemos un pequeño corte en el tallo, podremos ver las decoloraciones de color marrón en su interior. Las consecuencias son la pérdida de hojas, así como las manchas y protuberancias en los frutos. Los cultivos más castigados por estas bacterias son los los pimientos, los tomates y otras solanáceas.

·Podredumbre blanda (Pectobacterium): estas enemigas microscópicas producen una pudrición blanca y húmeda que suele despedir mal olor y que crean un «pie negro» en la planta. Suele afectar normalmente a tubérculos y plantas de bulbos, como pueden ser el ajo y la cebolla.

·Mancha Bacteriana (Xantomonas): las bacterias producen unas manchas alargadas y negras en los frutos, y pueden aparecer también halos amarillentos en las hojas de nuestras plantas. Este tipo de bacterias pueden afectar a cualquier familia hortícola.

·Necrosis de la tomatera (Pseudomonas): estas bacterias marchitan el haz de las hojas tornándolos amarillos cuando los tomates comienzan a madurar. También aparecen en los tallos diferentes manchas de color marrón oscuro o negro. Si cortamos el tallo a lo largo podemos ver que los tejidos internos también presentan una coloración oscura.

Para prevenir las bacterias sin utilizar bactericidas, es clave la rotación de cultivos y los tratamientos con cobre, pues ayudan a prevenir y a tratar las bacterias causantes de las enfermedades. También deberemos estar atentos a recortar o eliminar las hojas y los tallos que puedan estar afectados, incluso, si fuera necesario, eliminar la planta entera para erradicar con la bacteria.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.