El uso del ajo como insecticida

Como muchos de vosotros ya sabéis, el ajo puede resultar un alimento muy beneficioso para la salud. Sin embargo, hoy queremos dejaros un pequeño truco con este alimento que puede acabar con los molestos insectos que se cuelan en nuestro huerto o jardín: usar el ajo como insecticida.

Lo primero que debemos sabes es que el ajo no dañará ni a las personas, ni a las mascotas, ni a las plantas ni a los insectos beneficiosos para la misma; sólo acabará con aquellos insectos que realmente sean malos para la planta; como el pulgón, la mosca blanca, la araña roja

La forma de elaborar de forma casera este insecticida es muy sencilla: debemos obtener agua sin clorar (de un río, pantano, lluvia, etc.) y guardarla en un recipiente. Posteriormente cogemos 5 ó 6 cabezas de ajos y las machacamos hasta que queden como puré; cuando las tengamos debemos añadirlas al agua sin clorar. Una vez realicemos este proceso, dejamos que se mezcle durante 24 horas e incorporamos el resultado en un recipiente con pulverizador.

El último paso es pulverizar la planta a primera hora de la mañana o a última hora de la tarde para no quemar la planta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.