Diferentes usos de la grava en el jardín (I)

Si la semana pasada os hablábamos acerca de cómo elegir la grava para nuestro jardín, en esta entrada os enseñamos diferentes usos para la misma.

Como ya comentamos, la grava es un material muy versátil para utilizar en todo tipo de jardines. Uno de los usos más extendidos, es para crear caminos que nos ayuden a delimitar un sendero. Para ello, tenemos que limitar el camino que queramos con algún elemento que evite que la grava se esparza. Una vez consigamos esto, es resto es rellenar con el color o colores que más nos gusten.

Además de para crear caminos, la grava puede ser utilizada para separar diferentes espacios en nuestro jardín. Por ejemplo, podemos separar la zona de descanso, de nuestro césped. También es muy habitual usar cantos rodados grandes para bordear la piscina. Sin embargo, es más que probable que alguna piedra acabe en el agua.

Por otro lado, si nuestro jardín tiene escaleras, la grava también es una opción perfecta. Combinar madera con estas piedras queda genial, y le da un estilo moderno a nuestro jardín. Lo que sí debemos asegurarnos es que los escalones estén nivelados, para que las piedras no se muevan y resulten seguras.

En la próxima entrada os daremos unos cuantos usos más para este material decorativo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.