Consejos para recuperar una planta seca

En ocasiones, se nos olvida poner el riego de nuestro jardín o regar nuestras plantas, y muchas veces éstas se secan. No debemos darlas por perdidas, existen una serie de pasos que podemos seguir para recuperarlas, te lo explicamos:

1. El primer paso es reconocer que a nuestra planta le falta agua. ¿Cómo lo sabemos?

  • Si las hojas y tallos se vuelven blandos, sin forma y no se mantienen rectos.
  • Si es una planta con flores, notaremos que se caen antes de marchitarse.
  • En el caso de los cactus, cuando les falta agua sus pasan de ser gordas a finas y se aprecian grietas en ella
  • Si las hojas se vuelven amarillas, tienen las puntas marrones, los bordes agrietados, y se caen.

2. El segundo paso es recuperarla, ¿cómo lo hacemos?

  • Como hemos dicho, lo más normal es que las plantas empiecen a secarse por sus hojas. Si este es tu caso debes eliminar las hojas secas y también las que se encuentren casi desprendidas.
  • Después, hay que sumergir la maceta en una maceta de mayor tamaño con agua sin abono. (Como recomendación nunca se debe abonar una planta cuando se encuentra seca)
  • Tras diez minutos, la tierra se empapará y el sustrato volverá a adquirir el volumen y peso normal. 
  • También podemos mojar por encima el resto de la planta para ayudar a su hidratación.
  • Por último, hay que trasplantar la planta a su maceta original.

En la próxima temporada, será normal que se caigan algunas hojas de más, e incluso que se sequen algunas puntas de las ramas. Simplemente, debemos regar la planta y prestarle una atención mayor durante unos días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.