Características y cuidados de las plantas carnívoras

Las plantas carnívoras son un tipo de ser vegetal muy especial que nos llama enormemente la atención por sus inusuales características. Estas apasionantes plantas carnívoras, son plantas que obtienen la mayor parte de los nutrientes que necesitan a través de los insectos que caen en sus trampas:

Pinzas

Es una hoja con pinzas que atrapan al insecto, atraído por el néctar.

Pelos pegajosos

Pelos en las hojas con un fluido viscoso con aroma parecido al de la miel.

Trampas de caída

Con hojas con forma de jarrón o de copa con un líquido acuoso que ahoga a los insectos.

Trampas mecánicas

Trampas en su tallo con forma de globos diminutos. Si un insecto pasa cerca, se abrirá la trampa absorberá al animal.

Trampas de langosta-olla

Hoja en forma de Y, que permiten a los protozoos entrar pero no salir.

Combinación de trampas

Combina trampas de pinza y de pelos pegajosos.

¿Qué cuidados necesitan estas plantas?

Ubicación:
Exterior: en semisombra la gran mayoría.
Interior: en una habitación en la que entre mucha luz natural.
Maceta: de plástico.
Sustrato: turba rubia mezclada con perlita a partes iguales es el más común.
Riego: cada 1-2 días en verano y algo más espaciado el resto del año. Usar agua de lluvia, de ósmosis o destilada.
Trasplante: cada 2-3 años a finales de invierno. Las Sarracenia cada 1-2 años.
Hibernación: las Drosophyllum, Sarracenia, Heliamphora, Darlingtonia, Dionaea y otras, necesitan de un invierno fresco, con heladas suaves de hasta -1º o -2º.
Rusticidad: dependerá de la especie, pero por lo general no soportan las temperaturas de menos de 0 grados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Website

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.